GGPoker
FREE

Serie de Guías para Principiantes: Valor Esperado (EV)

Valor Esperado en el Póker (EV): Una Guía para Principiantes

Artículo escrito por: RiverKingDan

Durante tu tiempo en las mesas de póker, después de haber jugado lo suficiente, eventualmente escucharás a alguien mencionar el EV.  Pero, ¿qué es este “EV” y por qué debería importarte? En pocas palabras, el EV, o Valor Esperado, es un término utilizado en el póker para referirse a los resultados potenciales de una jugada. Si tu jugaras una determinada jugada infinitamente, ¿qué deberías esperar como resultado? Para ayudar a aclarar este concepto, y mantenerlo fácil de entender, consideremos el lanzamiento de una moneda. Por supuesto, si no quieres leer sobre ello, siempre puedes ver cómo lo explico aquí.

Cuando lanzas una moneda, hay un 50% de posibilidades de que salga cara y un 50% de que salga sello – suponiendo que, por alguna extraña circunstancia, no caiga de lado y te haga gritar de emoción mientras tu amigo lo publica en la web. El vídeo, como era de esperar, se vuelve viral y tú te conviertes en una sensación internacional, ya que millones de personas de todo el mundo intentan emular tu milagroso lanzamiento de la moneda… pero estoy divagando.

Tú y un amigo (no el mismo que grabó ese loco lanzamiento de moneda y dejó que la fama se le subiera a la cabeza) deciden empezar a apostar sobre el lanzamiento de una moneda. Cada vez que la moneda sale cara, tú ganas $1 y cada vez que sale sello tu amigo gana $1. Sabemos que la moneda caerá en cada lado la mitad de las veces, así que tanto tú como tu amigo pueden esperar ganar el 50% de las veces. Como ambos van a ganar con la misma frecuencia que pierden, el Valor Esperado ( EV) de la apuesta es de $0. La expectativa es simplemente llegar a un punto de equilibrio si se sigue lanzando la moneda infinitamente.

El EV es importante para entender si hay una buena o mala apuesta. En el ejemplo del lanzamiento de la moneda anterior, si tu amigo te ha ofrecido $1 cada vez que ganes pero tú perderías $2 cada vez que pierdas, podemos usar el EV para mostrar por qué es una mala apuesta. Por lo general, cada dos lanzamientos habrá una cara (se gana $1) y un sello (se pierden $2) con el resultado neto de que se pierde $1 cada dos lanzamientos. A partir de esto, podemos encontrar que nuestro EV es de -$0.50, o una pérdida de $0.50 por vuelta. Un EV negativo es siempre un mal negocio y no es una apuesta que se debería aceptar. 

La razón por la cual esto es importante en el póker, es que mientras sólo hagas jugadas que tengan un EV positivo, podrás ganar dinero a largo plazo. Los resultados serán los contrarios si constantemente haces jugadas con EV negativo. Esto es lo mismo que lanzar una moneda; sin embargo, a diferencia del lanzamiento de una moneda que es completamente aleatorio, puedes evitar muchas de las jugadas que llevarían a resultados de EV negativos.

Aces vs Reyes – una mano clásica

Ahí estás, sentado en tu mesa favorita y BOOM, te encuentras con Ases o Reyes. Obviamente esto te hace muy feliz. Naturalmente quieres jugar un gran botín y ganar lo máximo posible, pero ¿cómo debes jugarlos? ¿Qué debes hacer en este caso? La estrategia generalmente aceptada es apostar sobre tu mano, subir contra una apuesta, o incluso ir all in contra re-subidas, ya que cualquiera de las dos manos es lo suficientemente fuerte como para ir all in preflop. 

Ahora digamos que vamos a ir all in preflop con AA y recibimos un call de alguien que tiene KK. ¿Cuánto dinero podemos esperar ganar? ¿Cuál es nuestro EV?

Para simplificar las cosas, primero vamos a utilizar los porcentajes de la calculadora de probabilidades de CardPlayer, como se ha visto anteriormente. Mirando los números, vemos que nuestros ases deberían ganar el 81% de las veces y los reyes ganarán el otro 19% de las veces cuando lo pongamos todo antes del flop – el póker es un juego de información incompleta y estos porcentajes cambian a medida que se exponen más cartas. Sabemos que ganaremos el 81% de las veces, pero ¿qué significa eso para nuestro bankroll? 

Tú y tu oponente tienen $50 en sus respectivos stacks y van all-in preflop con las manos anteriores. Esto crea un botín total de $100. Sabemos que nuestros ases ganarán el 81% de las veces y perderán el 19%. Esto significa que nuestro EV para esta jugada es de $81 – ganamos el botín de $100 el 81% de las veces. Recuerda que tu valor esperado es simplemente tus probabilidades de ganar multiplicadas por el botín actual. 

Si tú y tu oponente apuestan $100 cada uno por 100 manos, con tú teniendo AA y tu oponente teniendo KK, tu EV sería de $16,200 para una ganancia de $6,200. 

Tu apuesta: $100 x 100 manos = $10,000 total apostado
Tu oponente: $100 x 100 manos = $10,000 total apostado
Total del botín: $20.000
Tu porcentaje de ganancias: 81%.
EV: $20,000 x 81% = $16,200

Eso sería un buen bono para tener después de 100 manos si puedes encontrar un oponente tonto que te juegue en estas condiciones. Sin embargo, toda esta hermosa y lógica matemática puede ser instantáneamente desvirtuada por ese eterno y sucio villano, la Varianza.. al menos en el corto plazo.

La Varianza supone una diferencia a corto plazo en tu valor esperado

La mayoría de las personas que juegan al póker están familiarizadas con el término varianza y probablemente entienden lo que hace tanto a favor como en contra. Para aquellos que no lo saben, la varianza es cuando el resultado es diferente de lo que se espera. 

Si lanzas una moneda 10 veces, la expectativa es que salga cara 5 veces y sello 5 veces. Ese es el resultado esperado. Sin embargo, si la moneda sale 7 veces cara y 3 veces sello, hay una varianza, en este caso la varianza es +/-2 (el resultado está a 2 de la expectativa). La diferencia entre lo que se espera que ocurra y el resultado se debe a la varianza. En muestras más pequeñas, 10 lanzamientos de moneda o una sola jugada de póker, los resultados pueden ser muy diferentes a las expectativas. En una muestra más grande, la varianza se reducirá y se acercará más a lo que se espera: si se lanza la moneda 1.000 veces, los resultados serán normalmente muy cercanos al 50/50. 

¿Cómo se aplica esto al póker? En pocas palabras, volviendo al ejemplo de AA contra KK anterior, esto significa que aunque tengas un 81% de posibilidades de ganar con AA contra KK, no debería ser una sorpresa si pierdes 7 de cada 10 veces. ¿Es esto frustrante? Sí. ¿Induce a la rabia? Absolutamente. ¿Razón para llamar a alguien tramposo o decir que un sitio es un fraude? Definitivamente no. Al igual que en el ejemplo de cara o sello, aunque es inusual que esto ocurra, es una posibilidad absoluta. Recuerda que cuanto más juegues, más te acercarás a los resultados globales esperados, en este caso ganar el 81% de las veces. Así que no te desanimes cuando hagas una buena jugada y aún así pierdas. A la larga, serás tú quien gane más fichas. Si estás interesado en aprender más sobre el EV, prepárate para una guía intermedia, que profundizará en el EV y ofrecerá ejemplos más complejos, que llegará pronto y estará enlazada aquí. 

Entonces, ¿por qué es importante el EV?

Una jugada tiene un EV positivo si la recompensa es lo suficientemente alta como para justificar el riesgo (como en el ejemplo de AA contra KK). O bien tienes que ganar un gran % de las veces o conseguir suficientes dólares para la cantidad de riesgo que estás tomando. Espero haber explicado el EV básico para que tengas una comprensión de lo que es el EV y por qué es importante. Si no es así, entra en el Subreddit de GGPoker y pregunta. Alguien estará sin duda allí para ayudar.

Esperemos que ahora sepas lo que es el EV y por qué es importante conocer el valor esperado de tus jugadas. Si una jugada tiene un EV positivo, ganarás dinero en después de varias manos. Y ganar dinero es algo bueno, créeme. Si tienes preguntas sobre el EV ve al subreddit de GGPoker donde alguien te ayudará.